Fernando, Valeria y Jorge no se conocen. Sin embargo, tienen la preocupación de salvarte pequeños negocios. Sobrevivieron al golpe que supuso la pandemia, resistieron como pudieron la mayor suba de precios de los últimos 23 años y temen ahora que los cambios que sembraron la reforma laboralsobre todo en los nocturnos y dominicales, les obligues to have que optar por el cierre de sus stablecimientos.

Las cuentas apenas les dans. Ha sido un choque entre otros en solo 3 años. Después de los confinemientos vino la reapertura con la evasión de materias primas, el encarecimiento de los precios, el aumento del precio de los alimentos y servicios y la dispersión de llegadas.

También puedes leer: Reforma laboral: ¿dónde radican los cambios de gobierno en el proyecto?

A ello si suma la ya confirmado desaceleración de la economía colombianaque podría expandirse a apenas 1 cien en 2023, y los cambios que debe implementar el gobierno para que los trabajadores tengan mayor estabilidad laboral.

Lea también: Alertan pérdida de 100.000 empleados en empresas de servicios de tormentas por mano de obra

La red de los congresistas estará protegida en los empleados hasta que las empresas se levanten tan afectadas que si acaban impactando al empleado, tal y como han anunciado estudios como el Grupo de Análisis del Mercado Laboral del banco de la republica. Este cálculo que en un escenario promedio podría llevar a la pérdida de 450.000 empleados en 3 a 4 años.

Empresarios planean despedir e, inclusive, cerrar sus negocios

La preocupación de las empresas es alta, sobre todo, de las más de 1.7 millones de micro, pequeñas y medianas tienen en casa y quiénes son los que menos músculo financiero tienen para afrontar imprevistos. Los empresarios calculan que sus costos podrían desaparecer hasta en un 20 por ciento en algunos casos. Y ante estos aumentos, considera que puedes verte obligado a hacer ajustes en tus citas, que no te importan los nuevos empleados e, incluso en las situaciones más extremas, tenderás a parar y cerrar tu negociación.

Gráfico sobre las mipymes que tienen en Colombia.

Foto:

Infografia El Tiempo

“Los altos costos de la reforma afectarán especialmente a las micro, pequeñas y medianas empresas, que constituyen el 97 por ciento del equipo corporativo. Tienes que pensar en su futuro. Para mantener la cartera tendrá que optar por reducir sus citas o aumentar los precios de los bienes y servicios que ofrece a los consumidores”, dijo el presidente de Fenalco, Jaime Alberto Cabal.

En la reconocida zona T, dentro de la zona rosa de Bogotá, hay varios bares y restaurantes.

Sector de bares y restaurantes, uno de los más afectados

Los más interesados ​​en los promedios que se suelen debatir en las próximas semanas en el Congreso, como lo que jornada nocturna empezar a las 7 y no a las 9 de la noche o que el recargar dominical mar del 100 por ciento gradual en más del 75 por ciento que existe hoy en día, habrá negociaciones comerciales, bares, hospedajes, espectáculos y empresas de vigilancia y seguridad privada.

Los bares y restaurantes son los que más se preocupan por estos cambios, por lo que sus jornadas más intensas son la noche y el domingo. Camilo Ospina, presidente de AsóbaresDice que los empresarios del sector ya se han pegado a un técnico de gas y que no han ganado más.

Además, lea: ‘La reforma laboral deja relegados a los informales’: Anif

Asimismo, Guillermo Gómez, presidente ejecutivo de Acódigos, señalan que los restaurantes llevan 30 meses de aumento continuo de precios, sumado al alza en llegadas y servicios públicos, que los obligaron a someterse a los menús y que sus ventas van cayendo. “Encarecer más los costos de operación va a propiciar mayor informalidad y una contracción de la gastronomía”, sentencia.

‘El poco margen que me dejó la tributaria lo acabar de rematar la laboral, Raad Arabian Food

El dueño de Raad comida árabe confiesa que para abrir la reforma se verá obligado a vender el 50 por ciento de sus empleados o incluso buscar alguno de los dos restaurantes que tiene en Bogotá, uno en La Macarena y otro en Usaquén. “La pequeña maravilla que el impuesto dejó dejó va a acabar de remar el laboral”, sentencia Fernando.

Raad Arabian Food es uno de los restaurantes de Bogotá que está preocupado por los cambios que se avecinan con la reforma laboral.

Foto:

César Melgarejo/El Tiempo

En total, dice que se ha mantenido un 37,5 por ciento durante el último año debido a los precios más altos de las materias primas, principalmente de productos árabes que importa. Adicional a esto, es 8 por ciento del impuesto al consumoque quiso cubrir el sector en este 2023, y que obligó a sufrir los precios.

Del mismo modo, si sumas las dos horas de recarga que tenderás a pagar a tus empleados si la jornada nocturna se pasa a contar desde las 7 de la noche y el 100 por ciento de la paga domingos y festivos. “Nuestras mayores ventas las hacemos en domingos y festivos. Para aumentar los costos, trabajamos solo para pagar a los trabajadores. En consecuencia, sería muy difícil operar”, reconoce.

El Poblado es la zona más exclusiva dentro de Medellín y su ubicación es el punto de encuentro de los emprendedores.

Foto:

Página oficial de la Alcaldía de Medellín.

‘Se nos juntó la inflación, la desaceleración y la reforma’, emprendedor bogotano de la noche

Otra empresaria de clubes nocturnos con múltiples locales en Bogotá está preocupada por cómo capear sus futuras negociaciones con los efectos de la inflación, desaceleración económica y de las nuevas bolsas de trabajo que se están vendiendo. “Mi gran preocupación es que las empresas que vienen a sobrevivir a estos problemas ahora puedan superar los aumentos en los costos laborales que se proponen en el mercado laboral”, dice Valeria (nombre ficticio), quien prefiere permanecer en el anonimato.

‘Veremos hasta dónde aguantamos’, dice empresario de Medellín

Los comerciantes no se quedan atrás. Jorge sabe bien lo que es la resiliencia. Hace más de 50 años su familia decidió abrir un supermercado en la ciudad de Medellín, el cual cuenta con dos locales y genera más de 100 empleados. En el transcurso de estos años os han tocado varias crisis, pero creo que con esta no podréis, por lo que será difícil que vuestras negociaciones sean efectivas.

No deje de leer: Abecé de los cambios que vendrían para el sistema pensional en Colombia

El problema es que el 54 por ciento de las ventas de la empresa se realizan después de las 6 de la tarde y los domingos. “El aumento de la carga nocturna supondrá un incremento del 38 por ciento de nuestros costes laborales, lo que hará envidiable la operación. La única opción seria sería restringir el horario. En este caso, no sería necesario hacer todo el personal que tenemos y que habríamos perdido”, confiesa.

Además, dice que con estos cambios no se registran los costos de llegada de uno de los puntos de venta, por lo que este ha aumentado un 13,2 por ciento en el último año, y luego, a grandes rasgos, buscaría incluir el auto pago para formas no dependería mucho del recurso humano. “Veníamos muy couppeados por l’afectación de la cadena logística y cuando ya se media se estabilizó se produjo la tributaria y otras nuevas obligaciones. Con todos estos cambios, no hay estabilidad juridica. Veremos hasta dónde aguantamos”, reconoce.

El proyecto de reforma laboral adelantaría los recargos nocturnos a las 7 de la noche.

Foto:

EL TIEMPO / Cortesía

‘Nuestros costos aumentarían un 17 %’, empresa de ingeniería

El impacto no se dará sólo en determinados sectores. Luis Fernando sabe que en su empresa de ingeniería también siente el efecto de los cambios que propone reforma. Dice que sus 4 emplados suelen trabajar bastante en horario no convencional puesto que les obligaciones atennder labores de adecuación, mantenimiento y rehabilitación de edificaciones.

También puedes leer: ‘No queremos seguir dando limosnas’: Prosperidad Social

“Por lo general, empiezan después de las 6 pm, hora en la que los funcionarios ya se retiran de las instalaciones, o los domingos y festivos. Haciendo cálculos rápidos, para nosotros se estarían incrementando los costos en alrededor de 17 por ciento”, cuenta.

Y como tus entradas dependen de los contratos de obra por los que se sube licitaciones publicas, dice que en algunos ciclos no tiene obras en ejecución y, por lo tanto, tiene que prescindir de personal. “Esto se complica con el tema de las indemnizaciones por desacato, que con la reforma serán más duras, lo que hace que tengamos que pensarlo muy bien a la hora de contratar a una persona”, admite.

NOELIA CIGÜENZA RIAÑO
Subeditor de Economía y Empresa
En Twitter: @noe_cig