Tom Brady, considerado uno de los mejores jugadores de la historia de la NFL, anunció su retirada la semana pasada y lleva 23 horas jugando al máximo nivel. El pasado miércoles 1 de enero, hizo oficial la noticia a través de su cuenta personal de Instagram, donde cuenta con más de 13 millones de seguidores.

(Sig leendo: Luto: en absurdo accidente muere promesa de la gymnasia colombiana).

“Buenos días, chicos. Trigo iré de inmediato. Me retiro. Para siempre. Si el proceso fue muy importante la última vez, pero ahora solo abre el botón de captura y los dejo saber primero. No se dará cuenta, solo puede usar un mensaje de despacho largo una vez y usar esta tarjeta una última vez”, indicó Brady.

Tom Brady, jugador de Bucaneros.

Tu decisión causó gran revuelo entre los amantes del deporte. pues obtuve seis campeonatos con los Patriots y uno con los Tampa Bay Buccaneers, Hago equipo con el que ha jugado sus últimas tres campañas, consagrándose en el salón de la fama de la NFL como uno de los mejores espaldas completas de todos los tiempos.

En las últimas horas si ha tendido a querer a una mujer, quien, al ver el vídeo del eterno ’12’, se ha dirigido al lugar donde había estado el deportista para hacer un entusiasta anuncio a la comunidad digital: vender la arena del juego exacto en el que Brady anunció su retiro.

(Lea: Atroz: asesinan a hincha en brutal pelea del baloncesto, (imágenes sensibles)).

Después de un comentario en un clip inmediatamente en TikTok, ella plana vende este producto para recuperar parte del dinero que entregó Brady esta vez: “Pueden ver los edificios, son exactamente iguales. Cada día que vas a perder la apostasía es tiempo de que te recuperes porque quieres vender la arena que sientes al retirarte. Entonces, gracias, Tom Brady”, mencionó la mujer.

Si está bien envuelto, no te ha dado precio en specífico el valor, has fijado una suma de 90 millones de dólares (237 millones de pesos). No obstante, otra diez de personas no se quedaron con ‘los brazos cruzados’ y obtuvieron a vender recipientes con l’arena del sitio.

Otras notas

EL TIEMPO tendencias