Durante un día de compras, es común que los sentimientos de culpa invadan uno cuando se desliza la tarjeta de crédito. Un consumo, a veces poco práctico, que parece frenar el fenómeno del materialismo y adepto a la cuenta corriente. Pero hay una forma en la que las compras y la solidaridad se vuelven compatibles. es el portal digital Comprablea través del cual es posible acceder a nuestras tiendas habituales y con un simple clic se puede enviar al final del día una parte del coste del producto.

«Simplemente por el hecho de entrar y comprar algo, algo mismo precio que lo obtendra si lo hiciera fuera de nuestro portal, ya está haciendo algo en beneficio de los dems», explica Marcos de Pedro Gur, socio fundador.

La dama de los 300 establecimientos Están agrupados en este centro comercial ‘online’, que sirve como canal de participación para promover causas sociales. Agencias de viajes, hoteles, espectáculos, cine y moda forman parte de la oferta de este portal que da cabida a cualquier necesidad de consumo.

El consumidor puede elegir la organización y el proyecto social al que quiere destinar el dinero. Me gusta puedes encontrar entre las 25 ONG participantes en esta iniciativa, dedicada a la salud, nutrición, medio ambiente y proyectos naturales. Accin contra el Hambre y la Asociacin Todo el proceso cuenta con el certificado de garanta de la Fundacin Lealtad, una organizacin que vela por la transparencia de proyectos y causas solidarias.

Además, los internautas registrados en el centro comercial tienen la oportunidad de financiar y proponer nuevas causas e iniciativas sociales para visibilizar determinados problemas de la sociedad.