Allá Superintendencia Financiera decidió subir al ritmo de la guerra para comprar carter que es el punto de instalarse en el mercado crediticio colombiano. Les hizo serias advertencias a las entidades del país per que en questo proceso, que hace parte de la dinamica del marcado, se les ayude a los deudores a aliviar sus cargas financieras y se evite a toda ahogarlosaún más en una proporción de altas tasas de interés, alta inflación y desaceleración de la economía.

(Lea también: Comisión máxima por la que se puede prestar dinero en el país es 46,26% en marzo)

Lo que está ganando la autoridad del mercado es que ante el freno que experimentará la empresa —El crédito al consumo no crecerá este 2023—, los que nacieron hicieron una altísima comisión del 26 y el 40 por cien efectivo anual, y los que interesan la bajarán para 2024, los bancos darán un giro a su estrategia y lanzarán una campaña agresiva para conquistar clientes de sus competidores, ofreciendo comisiones menos que los niveles reales.

Sin embargo, la llamada de Jorge Castaño Gutiérrez, superintendente financiero Sus justicieros son los que evitan estas prácticas perversas del pase con los que por un lado ofrecen menos comisiones a las personas para que les pasen la deuda de sus tarjetas de crédito, pero por el contrario, les dejan con doble deuda, más plaza o mayor. obligación

(Te puede interesar: Bancolombia presta para la compra de VIS a un máximo de 14,15% efectivo anual)

“Cartera que comprende en tarjeta de crédito es requisite que quien la quiere le turn el valor de esa deuda a la entidad inicial y que le cancelen el producto anterior. No pueden amarr a la gente con más deudaaprovechando que las cuotas con la compra les quedan más bajas”, les dijo el superintendente a los bancos.

Cifras del sistema indican que la negociación de la compra de tarjetas entre entidades alcanzó rápidamente el año unos 8 billones de pesos, pero en 2021 recibió una cifra histórica de 14 billones.

Por ahora, no se está moviendo mucho, ma partir de mayo o junio se la Guerra en compra de cartera, le dijo Castaño Gutiérrez a EL TIEMPO, a la señal de que estos procesos bien administrados pueden beneficiar a las personas, siempre y cuando sean gratuitos a costos y sin mayor endeudamiento.

Un ejercicio que surge de realizar la Superfinanciera, cruzando datos de la Dane con los informes de los titulares del sistema, arrojó que dicha carga financiera pasó en los últimos tres o cuatro años de 25 o 26 por ciento y otra de entre 33 o 34 por ciento.
Esto significa que por cada 100 pesos de ingresos, ahora una persona destina 34 pesos al pago de sus deudas financieras.

“Puede que no sea mucho, pero la tendencia del indicador es preocupante y el hecho de que venga después es un escenario que se está desacelerando con algunos ejemplos, tasas de interés a subir. Y cómo la gente sigue endeudando, así aseguran los niños cada vez que consumen la entrada al pueblo”, especifica el funcionario.

(Puede leer: ‘La sensación es que Petro no nos escucha’: Presidente de la Bolsa).

Lo que más se está consumiendo hoy en día las entradas a los colombianos son los créditos de los vehículos el 40,2 por ciento de estos; otros consumos el 32,1 por ciento, vivienda el 21,7 por ciento, mientras que las tarjetas de crédito sólo el 15,7 por ciento.

120% financiación

La razon del alto peso de los préstamo de vehículos en los ingresos de las personas obedece a que, según pudo determinar la Superfinanciera, es que los concesionarios están financiando hasta el 120 por ciento del valor de un vehículo, es decir, no solo el valor deste, hasta los seguros, la matricula y up a costa del pico y placa solidaria.

“Hay un sobreendeudamiento en consumir. La carga financiera está increciendo no solo por los créditos viejos, fino porque ora toman presta a tasas mucho más altas y eso es de cuidado”, Preció Castaño Gutiérrez, al señalar que en la medida que una persona no solo tiene un préstamo en solitario si su carga es creciente hasta elevar los niveles del 79,5 por ciento, si ha habido, además, un préstamo de vivienda, tarjeta de crédito y otros consumos, aunque suelen ser personas con ingresos alternativos que tienen cómo pagar estas deudas.

El funcionario dice que, por el momento, no hay alerta sistémica ni se afecta la estabilidad del banco, máximo cuando las entidades contabilizan 2 mil millones de pesos más en provisiones, en parte, producto de la Circular 026 emitida a finales de 2022.

En términos generales en la Empresa Superfinanciera aprendo que la gente está pagando sus créditos de manera jugosa, aunque se hayan percatado de que los créditos de reversión gratuita comienzan a mostrar algunos signos de deterioropor lo que durante el pasado año estos préstamos tardiban entre 7 y 9 meses antes de presentar un deterioro, ahora lo hacemos en el mes siguiente a su apertura.

(Además: El economista que ayudó a evitar una guerra nuclear: así fue su osada estratégica).

La explicación de este fenómeno puede ser, en promedio, que el año pasado ingresaron a los bancos formales 1,65 millones de nuevos productos con un mayor perfil de éxito como consecuencia, precisamente, de este incremento en las tareas de interés.Datos de la Autoridad Superfinanciera indican que el saldo de tarjetas del sistema alcanzará los 670 billones de pesos en 2022.

Estrategia ‘one to one’, con alivi

Para evitar que se dañe la calidad de tu tarjeta, los bancos están tomando algunas medidas medias como reducir los saldos en las tarjetas de crédito, sobre todo para adelantar, y aplicar la estrategia de llamar a los clientes que empiezan a tener dificultades para ofrecerles alternativas que permitan que experimentes tu situación.

Es el mismo plan adoptado durante la pandemia, en el que las condiciones de algunos créditos se adaptan a las dificultades de los clientes y que obtienen buenos resultados.

‘Hipotecas, lejos de la crisis de 1999’

El Gobierno descarta que, producto de la alta inflación, los créditos hipotecarios atados a la UVR pueden volverse impagables, obligando a los deudores a entretener su vida en las entidades, tal como ocurrió en la llamada crisis del sistema Upac a finales de la década de los años 90.

Según Jorge Castaño Gituérrez, superintendente de finanzas, de los 110 billones de pesos, a 1,2 millones de créditos de préstamo, sólo el 17 por ciento está cubierto por la UVR, él demás es tasa fija, “porque no hay sistema de alerta en la hipoteca ”.

En primer lugar, las personas que solían pagar sus créditos hoy notan su deuda no baja, el saldo es mayor y las cuotas crecen más a la mitad.

(Sig leendo: Comisión máxima por la que se puede prestar dinero en el país es 46,26% en marzo).

“Esta combinación está siendo vigilada”, dice el funcionario, quien advierte que es el 17 por ciento de escritura de la hipoteca en la UVR se concentra solo en cuatro entidades, que son las alternativas que se ofrecen a los clientes para pagar en pesos los créditos de la UVR.

banco de colombia Una vez lanzada esta oferta a sus clientes, también anunció que prestará a una tasa máxima para VIS del 14,15 por ciento.

“Hay que prestar atención a los mecanismos de apoyo para desodorizar, que tienen la opción de extender más el crédito o aumentar el precio actual para acortar la plaza del mismo, pero no hemos estado cerca de lo que pasó en 1999”, dijo Castaño Gutiérrez.