El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, lanzó este domingo un plan de desarme para incentivar el suministro voluntario de armas de fuego.

El mandante informó que la puesta en marcha se realizó con un presupuesto de US$ 47,6 millones y se inició con la instalación de 60 centros de descanso.

«Hace falta ir al desarme para coronar el proceso de paz. Hace falta que este desarme se haga con la colaboración de la juventud», dijo el mandatario.

“Las armas de la República sostienen que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y la policía nacional”, agregó.

Hace un año, el mismo Maduro anunció su intención de armar a un millón de trabajadores para defender la revolución bolivariana según dijo.

Según Naciones Unidas, Venezuela tiene una tasa de homicidios de 53 por cada 100.000 habitantes, cifra que solo supera a Honduras.