La inflación, subiendo tasas de interés e insumos presionando los precios de las viviendas, ha generado un descenso en los intereses compradores de vivienda. Pesa a esto, Los precios no han encontrado el freno. Según el último Índice de Precios de la Vivienda Nueva del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) muestra una menos del 8,78% del valor comercial de estos inmuebles.

Lea: Menor intención de compra, un panorama duro para la construcción

En apartamentos, el incremento es del 8,58% anual, y en casas la subida es mucho más pronunciado y ya crecimiento acumulado del 12,68%. Eso es para aclarar que estas cifras históricas son las más altas desde 2014, año en el que los precios de vida ponderados superaron el 12,32%.

Lea: Desembolsos para compra de vivienda bajaron 37,3 %

En el panorama de las ciudades, las cifras parecen ser más preocupantes. Por ejemplo, en Ibagué el precio de los apartamentos ya alcanza una subida de 18,94 %, después de recibir una caída del año anterior de -2.21%. Después de la capital del Tolima le sigue Villavicencio, con aumentos de 16,86% en los precios de los departamentos, una disminución mucho mayor que la del año anterior que fue de 4,3%. Otras ciudades con gran altura son Armenia con 15,43%, Popayán 14%, Pasto 12,5% y Cúcuta 12,1%.

Lea: Ventas de vivienda en el país se desplomaron 50 % durante negro

Sobre casas Armenia ostenta la más representativa de donde la subida fue del 30,9%, seguido de Pereira donde los precios crecieron 20,3%, Barranquilla 18,5% y Popayán 17,8%.

PAULA ANDREA GALEANO BALAGUERA