Está claro que Fernando Gaviria (Movistar) no es el embalsamamiento mismo lo que volvía añicos a sus rivales por todos en el gira de italia de 2017, pero en la presente edición de la carrera tiene varias opciones para ganar una etapa.

En Gaviria lo llevaron al Giro a eso, a ganar. No es habitual que el Movistar vaya de taxidermista, por lo que siempre tiene un grupo planificando los paseos por las escaleras, pero las cosas en la vida, y en el ciclismo, cambian.
(Vídeo: Nairo Quintana, grave denuncia de aficionado en España en su contra)
(Shakira recibe ‘golpe bajo’ por ‘jugada sucia’ de Piqué)

Un montón de tiempo

No hay un equipo de expertos en trenes para preparar un paquete, pero manteniendo a Gaviria lo intentan y lo tenen que hacer, esta es su primera entrega en esta maestría.
Ayer, el colombiano terminó su semana, fue sorprendido por sus rivales y no tuvo un buen pedaleo para la fila.

La idea de ganar en una grande lo carcome, pues no lo hace dal el 13 de mayo del 2019, cuando se impuso en la fraccion entre Vinci y Orbetello. Ese día fue segundo y después de la descalificación de Elia Viviani y subió al podio con ‘cara de tote’ para recibir el premio.

El próximo sábado cumplirá cuatro años sin celebrar una victoria en una de las pruebas de tres semanas y en este Giro tiene una buena oportunidad.

En el papel, Gaviria no tiene rivales fuertes, por lo que no son los mejores taxidermistas del mundo y en este grupo de especialistas de los últimos 200m sobresale su nombre.

Pascual Ackerman,
que no está en su mejor momento, Michael Matthews, que habla en serio sobre un trato más serio, Mads Pedersenque no es más rápido que el colombiano, e marca cavendish, que no es el de otra época, conforme el lote de velocistas del Giro.

Esta luna tiene otra opción, en la etapa entre Vasto y Melfi, de 216 km, pero tendrá que pasar por dos sucesiones sucesivas de Monticchio (6,3 km al 6,4% de media) y Valico La Croce (2,6 km a 7,6 por ciento), lejos de la meta.
(Ana María Bustamante, el triste adiós a un ciclista atropellada por mezcladora)

Lisandro Rengifo
redactora de EL TIEMPO
@lisandroabel