Que todos los trabajadores de Colombia, sin importar su salario, tengan en cuenta este mar que ha aumentado en una parte, por lo menos la misma que la inflación provocada el 31 de diciembre, tal como se plantó en el autor del proyecto de reforma laboral filtrado esta semana, sería un golpe fatal para las empresas y un obstáculo insalvable para la generación de empleo.

(Lea también: La reforma laboral obliga a sufrir la inflación al incluir los sueldos más altos)

Quienes señalaron desde varios grupos de producción, estas voces mostraron su preocupación ante la posible amenaza de una iniciativa de este calado que estaba incluida en el borrador del mencionado proyecto que el Gobierno del presidente Gustavo Petro presentará el próximo 16 de marzo ante el Congreso de la República.

Sí, hay que estar de acuerdo para aprobar el proyecto de ley de reforma y cómo se planteó al igual que las empresas tienden a presentar salarios todos los años a todos menos a unos pocos trabajadores y esto tenderá a tener un efecto en los costos de los nombramientos importantes.

(Le puede interesar, además: El 55 % de los empresarios disminuirá su plantilla si abren el puesto de trabajo)

María Claudia Lacouture, presidenta de la alianza de 41 gremios y asociaciones empresariales (Aliadas)señala que la situación actual se ve mermada por lo que pasa en el país, lo que se necesita es una política que estimule la generación de mano de obra y no la cuide.

“Un aumento de los salarios de los trabajadores ligado a la inflación provocada atenta contra la creación de mano de obra, encarece los costes de contratación de los trabajadores y obliga a los empresarios a ser más cautelosos a la hora de fijar la retribución salarial”, especifica el gremial voz, quien advierte que “la reforma laboral, cuyo texto definitivo no se conoce, no puede poner en riesgo la actividad empresarial y los empleos que genera porque cuando se registran altas inflaciones es muy difícil trasladar esto directamente a los productos de costo”. «.

En igual sentimiento se pronunció Jaime Alberto Cabal, presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco)Digo pues que el respeto al salario mínimo es fundamental, sobre todo, para los que llegan a ser menos, dos o tres salarios, pero ahí en adelante, colocar un ajuste salarial de manera obligatoria sin dejar en libertad a las empresas para menoscabar el efecto. sobre sus costos, su productividad y competitividad, creo que es una necesaria introducción por ley expedida para el Gobierno o el Congreso de la República.

Si estima que Colombia solo busca 3,5 millones de trabajadores formales devengan hoy a salario mínimo en Colombia, que para 2023 se elevó a 1’160.000 pesos. Para el resto de los trabajadores no existe como tal disposición legal que ordene un aumento; sin embargo muchas empresas lo hacen.

Para el presidente de Aliadas, los incrementos en dinero, con excepción del salario mínimo al que se somete según determina la normativa, dependen de las condiciones de contratación de las empresas con cada uno de sus empleados. En consecuencia, dice: «Esta es una discusión sobre lo que se requiere de la participación de todos los actores para construir consenso que beneficien a los trabajadores, a las empresas ya la economía».