Independiente Medellín siguió el partido de la Copa Libertadores y este miércoles se dormirá como líder del Grupo B, gracias a la victoria 2-1 ante Nacional de Montevideo, con 15.644 espectadores que desafiaron la lluvia en el estadio Atanasio Girardot.

Los directivos de Sebastián Botero siguieron hablando con detenimiento, hasta los resultados, tras el difícil momento que significó el ascenso de David González. Clasificaron en semifinales de LaLiga y ahora tienen puntos en la tabla, a la espera de que pase el jueves entre Metropolitanos e Internacional.

El partido se le complicó mucho a Medellín, luego Nacional subió a la cancha a jugar con equipo, al ataque, y aunque llegó al marcador, en el minuto 12, Jonathan Rodríguez marcó el 0-1, puesto que dejó Franco Fagúndez. Le roba una pelota a Jonathan Marulanda en silla de montar en el área y le tira la pelota a las 18.

Medellín no quiere esperar mucho para conseguir el almacén general. Y lo hizo en una fórmula que había funcionado en el partido de semifinales de La Liga ante Millonarios, el juego aéreo, pero esta vez en movimiento: un extraordinario centro de Edwuin Cetré, que cada vez gana más peso en el equipo, remató bien. situado en Andrés Ibargüen, que remó de cabeza e igualó el marcador.

El juego fue muy parejo en la segunda etapa, abierto, con opciones de lado y lado. Medellín anotó el segundo tanto, un extraordinario gol de Deinner Quiñones, que corrió por la derecha, hizo la diagonal hacia adentro y el pegó cruzado, de media distancia. ¡Espléndido!

The ghosts of the party in Montevideo, donde Nacional se le fue encima al DIM hasta ganarle el juego, apareció por el Atanasio Girardot. Pero esta vez respondieron las manos de Luis Vásquez y la defensa local. Medellín sigue viva y en la piel.

DEPORTES

Más noticias deportivas