La selección de España ha estado en el ojo del huracán luego del escándalo que explotó hace unos meses tras el beso no consentido que le dio el expresidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) a la jugadora Jennifer Hermoso en la ceremonia del Mundial femenino 2023.

Puede ser de su interés: Luis Díaz: duras críticas en Inglaterra, le dicen ‘teatrero’ y que hace ‘payasadas’

La polémica ha generado varios cambios en el fútbol femenino del país ibérico, después de que las jugadoras se rebelaran contra la RFEF y las personas que la dirigían.

Jenni Hermoso y Luis Rubiales

Ángeles Parejo habla de un caso de homofobia y acoso sexual

O te acuestas conmigo o le digo a todo el mundo que eres lesbiana

Sin embargo, en los últimos días ‘estalló’ otra polémica en España, luego de que Ángeles Parejo, exjugadora de la selección España, denunciara a un expresidente de un club por acoso sexual y chantaje.

La exfutbolista, que fue estrella de España en la Eurocopa de 1997, reveló que sufrió de acoso sexual, machismo y homofobia en el momento que representó la camiseta de su país a nivel internacional.

Le contamos: Escándalo: la estrella del tenis mundial que recibió duro castigo por dopaje

“O te acuestas conmigo o le digo a todo el mundo que eres lesbiana’, me dijo el presidente de un club. ‘Prefiero ser lesbiana y que la gente lo sepa que acostarme con usted’, le respondí”, fue la dura confesión de Parejo en el diario Marca de España.

Jugar con la selección fue un sueño que hice realidad gracias a mi familia. A mi padre le gustaba mucho el fútbol y mi madre se limitaba a vernos felices. Siempre me apoyaron de manera incondicional”, expresó sobre su paso en la roja, durante una época donde el fútbol femenino tenía algunas precariedades.

La exjugadora española relató cómo fue su niñez luego de mostrar su gusto futbolístico: “Comencé a jugar con el nombre de Ángel porque estaba muy mal visto que una niña pateara un balón”.

Lea aquí: Jenny: la historia de la boxeadora colombiana que noqueó al alcohol y las drogas

Además, explicó su llegada a la selección de España en la década de los 90: “Llevábamos la equipación de la Sub-17 masculina del año anterior. La camiseta me sobraba por todas partes y al pantalón le tenía que dar tres vueltas porque me quedaba por debajo de las rodillas. En aquel momento no lo sabíamos, pero nos lo dijeron tiempo después».

Y agregó: «Después de aquel torneo escribimos una carta a la Federación para protestar por las condiciones que teníamos y el machismo que sufríamos, pero no nos escucharon. Nos dejaron de llamar porque no querían pagarnos los viajes. Estuvimos discriminadas porque podíamos haber seguido jugando por nuestro país”, finalizó Ángeles Parejo en su diálogo con el medio citado.

DEPORTES

Más noticias en EL TIEMPO