• Un hombre de Düsseldorf, ahora de 53 años y enfermo de leucemia, recibió cuatro años con el virus en remisión

La ciencia ha confirmado el tercer caso de curación de VIH en el mundo tras un trasplantador de células madre. Después de la paciente de Berlín (2008) un del paciente de Londres (2019), llega ahora el Paciente de Düsseldorf. Sin embargo, el proceso a través del cual han supervisado el VIH está completo y no se puede aplicar a todas las personas con la infección, esto nuevo doctor hito demuestra que los detectives son cada vez más cerca de la curación del VIH.

«Medicina de la naturaleza» dejar de publicar un estudiar del consorcio IciStem, coordinado por el Instituto de Investigación de la Sida IrsiCaixa (a su vez, impulsada por la Fundación La Caixa, así como por la Conselleria de Salut de Catalunya) y por el Centro Médico Universitario de Utrech (Países Bajos). Se trata del caso de un hombre al que si ha retirado su tratamiento antirretroviral contra el VIH de forma supervisada tras someterse a un trasplantador de células madre para tratar a uno leucemia mieloide. Cuatro años después, el virus no se ha recuperado.

La investigación demuestra la ausencia de partículas virales y es respuesta inmune contra el virus en el peso corporal del paciente al no recibir tratamiento durante cuatro años, evidencia lo que permite al equipo científico considerar que el caso del paciente de Dusseldorf es un caso nuevo caso de atención.

«Vamos nueve años estudiando estos casos excepcionales en los que, gracias a una estrategia terapéutica, el virus queda totalmente eliminado del organismo. Queremos entender en detalle cada etapa del proceso de atención para poder diseñar estrategias que sean replicables en toda la población”, explica Javier Martínez Picado, Investigador ICREA en IrsiCaixa, codirector de IciStem y coautor del artículo.

El paciente de Düsseldorf

En 2008, un equipo médico de Düsseldorf (Alemania) diagnosticó la infección por VIH en una persona que, más de cerca, se conoce como el Paciente de Düsseldorf. Trans diagnóstico, la paciente inició tratamiento antirretroviral, lo que permitió controlar la infección y reducir la cantidad de virus hasta niveles indetectables en la sangre. Cuatro años después, en 2012, hizo una leucemia, es decir, un cáncer en las células del sistema inmunológico. Entonces, tuvieron que realizarle un trasplantador de células madre.

En estos casos tan singulares se busca donante de madre hijas que sea propietaria de una mutación llamada CCR5 Delta 32 (CCR5d32). Esta alteración genética previene la entrada del virus en las diana celular del VIH (o, lo que es lo mismo, en las células a través de las qualis se expandir el virus en el organismo): los Linfocitos T CD4. De esta manera, si infección difícil. «Que coincidan todos estos factores es muy complicado, solo el 1% de la población tiene esta mutación y, además, es necesario que un donante sea compatible en sangre para evitar el riesgo de trasplante”, apunta. María Salgado, investigador de IrsiCaixa y coautor del estudio.

Más de cinco años después del trasplante, y habiendo pasado por dos recaídas de leucemia y diversas complicaciones, el paciente si está estabilizado. A partir de ahí, el equipo investigador consensuó retirar el tratamiento antirretroviral contra el VIH. Un día de hoy, el paciente de Düsseldorf celebra 53 años y está en buen estado de salud. “Cuando comenzamos a hacer tapping con el tratamiento, lo seguimos durante 44 meses y no detectamos ninguna señal del virus ni en la sangre ni en los tejidos del paciente”, agregó Salgado. «Tampoco hemos visto sin respuesta inmune característica de un rebrote viral. Sus defensas no estan activadas contra el VIH porque no tenen que defenderse contra el virus», añade. El equipo científico dice que la persona se ha curado de la infección por VIH.

Transplantadora de células madre

noticias de relación

Los por ahora tres pacientes de la historia curados de VIH comparten una característica: tienen un cáncer hematológico. El primero, el paciente de Berlín, fue Timothy Brown (reveló su identidad por casualidad), quien murió en 2020, pero no por el VIH, hasta el cáncer terminal que padecía: un leucemia (como el paciente de Dusseldorf). El segundo, el paciente de Londres (que llegó 11 años después para confirmar el caso de Timothy Brown), realizó una Linfoma de Hodgkin. Los tres pacientes recibieron un trasplante de células madre que trataron en VIH. Además, las células que le trasplantaron a los tres tienen esa Mutación CCR5 Delta 32 (CCR5d32). Muy mal embargo, matizan los medicos, El trasplante de células madre es una intervención de Tengo éxito y solo esta recomendado para pacientes con problemas hematológicos tumbas. El riesgo de muerte es entre un 40% y un 50% de probabilidad. Por eso no es la solución al tratamiento del VIH.

Los investigadores están diseñando terapias para poder hacer esto de una amplio plazo. Allá terapia de genes (que consiste en células extra, tratamiento en el laboratorio y reimplantación en el paciente) es una posible cura futura para esta enfermedad, pero todavía se encuentra en etapa preclínica. Los investigadores hacen hincapié en que el paciente, de ninguna manera, debe interrumpir el tratamiento antirretroviral por cuenta propia, ya que siempre hay que hacerlo por indicación médica.