Lun. Mar 27th, 2023

El Centro de Estudios Económicos de Anif analizó las posibles consecuencias de los cambios realizados en el principal programa de beneficios de vida Mi Casa Ya del país. En particular, mostré preocupación por la supuesto para el programa, las modificaciones presentadas en el Plan Nacional de Desarrollo y los comentarios a los cambios paramétricos del programa que «posen en duda su efectividad y su futuro en el corto plazo».

Lea: Ministerio de Vivienda entregará 100.000 subsidios anuales de Cambia Mi Casa

Presupuesto, devuelve a la politica de 2018

Sobre el presupuesto, Anif consideró que lLos recursos destinados a Mi Casa Ya son insuficientes y por ello devuelve la política viva a 2018.

“El programa ha demostrado ser una herramienta eficiente para ayudar a comprar a la vivienda. En los últimos dos años ha podido otorgar entre 60 y 70 millones de subsidios anuales focalizados en los hogares entre 0 y 2 salarios mínimos. Es un programa que eliminó el factor discrecional de la política ganadera y democratizó las ayudas gubernamentales en el sector ganadero”dice que informa.

Por ello, consideran preocupante el presupuesto bajo asignado para la presente vigencia. la inversión en 2022 en las becas de Mi Casa Ya según dice Anif registró $2.500 millones de pesos por unas 60.000 becas (más de 44.000 entradas en 2022).

Lea: Estos son los cambios que tenderá al programa subsidiado Mi Casa Ya

«Considerado los efectos de la reducción de presupuesto y el incremento del salario mínimo, el volumen de subsidios garantizados para este año estarían entre los 10,000 y los 15,000 lo que sería un golpe fuerte al sector edificador que se enfrentaría a una fuerte caída en las ventas»observación.

Vale la pena grabar la conversación con este medio, la ministra de Vivienda, Catalina Velasco ubicada en $1.5 billones el tope para destinar alrededor de 50.000 subsidios de Mi Casa Ya. Sin embargo, en el Plan Nacional de Desarrollo la meta que asigna este Gobierno es un poco más que 116.000 subsidios para el cuatrienio, es decir, unos 29.000 por año.

«Este presupuesto estaría limitando el acceso duro o los hogares de bajos recursos a la propia vida, al contrario de los objetivos del nuevo gobierno en materia
de vivienda. Si la presupuestal adición no corrige este elemento para ampliar los cupos, estaría eliminando uno de los programas de política social más efectivos en la historia de Colombia”
dados Anif.

Plan Nacional de Desarrollo y la desindexación

Así mismo, señalan que en el Plan Nacional de Desarrollo, en el capítulo de regionalización, si modificas ratones legales con el que venía trabajando en el programa de la expedición de la última ley de vivir y vivir.

Vale aclarar que, anteriormente, se estableció un máximo de 150 salarios mínimos legales en las principales localidades del país para la construcción de vivienda y en el resto de las ciudades una orden de 135 salarios para este destino, con el objetivo de reconocer la evasión de habilitó en la ciudad y necesita aumentar la oferta en estas ciudades.

Lea: Ventas de vivienda en el país se desplomaron 50 % durante negro

Ahora, “En el artículo del plan nacional de desarrollo se cambió el salario mínimo como determinante de las ratas de la vivienda de interés social a favor de la UVT. En ese sentido, la nueva rata es de 3.552 UVT que en el 2023 representa una de $150.647.424, lo que en el caso de las grandes ciudades representa un incremento porcentual del 0,4% respecto a 2022. Esta comparación con el 13,25% o inflación IPP no se justifica y corre un riesgo real de reducir la oferta del VIS en las ciudades«, Él dice.

Esto está convencido de una preocupación para la industria, y los fabricantes han expresado que esta subida es la forma más óptima de nivelar el saldo de costes que ha sufrido cambios de ascensor, incluyendo dos dígitos en la lista de costes. «Este artículo en especial puede ser perjudicial para el sector y para l’offerda de vivienda en el país. De nuevo, si el objetivo es incrementar el acceso, la medida de cambio de topes no se observa como una solución a estos problemas»reconocer

Cambio de ‘salarios mínimos’ a ‘puntaje de Sisbén’

Finalmente, afirma que el cambio en las «reglas del juego» es decir, qué programa no se mide por salarios mínimos hasta por puntaje de Sisbén, si bien find focus and llegar a más rural sectores los hogares que no están en las bases del Sisbén no podrán participar, “que limita la demanda del programa por una nueva barrera de acceso”.

Lea: Este lunes comienzan las descripciones del programa Mi Casa Ya

Si bien el mecanismo de enfoque puede ser intencionado, Anif y los expertos consideran que es grande reejecutar elementos para la ejecución del programa en base a las prioridades de las sucursales, eso sí, los que probablemente tengan las condiciones menos favorables para acceder a un crédito vivo. “Falta establecerá si esto generará cuellos de botella en el sistema de frente un escenario real de celeridad en las resoluciones de concesión de subvenciones”.

Además, siguiendo al centro de estudios económicos, enfocándose por categoría de municipio ya a grandes ciudades con fuertes limitaciones de acceso a la vivienda. “Por el sistema de puntos presentado por el ministerio, los municipios de las categorías 1 y 2 serán los más perseguidos a favor de los de las categorías 5 y 6. En el proceso de ampliar el programa a más ciudadanos, debe haber un estudio que sustente la demanda. en este tipo de municipio que este criterio genera barreras de acceso para familias de bajos ingresos que aun requieren una vivienda”, concluir.

PAULA ANDREA GALEANO BALAGUERA
Periodista de Portafolio