Mar. Mar 28th, 2023

“No podemos darnos el lujo de quitar el pie del acelerador”, dijo McDaniel, proyectando una confianza que prevalecería en Dhillon.

Mientras tanto, Dhillon dijo que con un liderazgo más fuerte, los republicanos «podrían haber ganado más en las elecciones de 2022 y estaríamos preparados para ganar en 2024».

La elección del viernes entre los 168 miembros de la RNC seguirá a dos días de encuentros, debates y homenajes, entre otras actividades típicas del partido. Medida por declaraciones públicas de apoyo, McDaniel parecería segura: tiene más de 100 miembros que la apoyan públicamente, mientras que Dhillon tiene menos de 30. (El CEO de MyPillow, Mike Lindell, también está en la carrera, pero pocos miembros de la RNC lo toman en serio).

Pero el tenor amargo de la lucha, lo mucho que está en juego para el Partido Republicano en las elecciones de 2024 y la incertidumbre de una elección con voto secreto han elevado la contienda a una verdadera batalla política.

Dhillon el lunes envió por correo electrónico su último paso a los miembros del RNC, comprometiéndose a realizar cambios que incluyen trasladar a su familia de California a Washington (McDaniel viaja diariamente desde Michigan), prohibir el «entretenimiento extremadamente ruidoso» en los eventos del comité y mantener una «cultura de compañerismo y cooperación dentro del partido».

En la entrevista posterior, Dhillon habló capítulo y verso sobre los fracasos que ve bajo McDaniel: el RNC ha gastado demasiado en asesores y «gastos frívolos que no ganan elecciones». Se ha quedado atrás de los demócratas en alentar la votación antes del día de las elecciones y asegurarse de que se cuenten la mayor cantidad posible de votos de sus electores. Y, dijo, el partido ha tenido «olfato» al dar forma al mensaje de mitad de período del Partido Republicano, argumentando que el RNC debe liderar, no seguir, cuando el partido es impotente.

McDaniel ha rechazado las acusaciones de que el RNC cometió errores a mitad de período, argumentando que sus esfuerzos por construir la infraestructura del partido «hicieron que las elecciones fueran mejores de lo que hubieran sido de otro modo» y que Dhillon y sus otros críticos simplemente «no entienden cuál es el trabajo del NCR en realidad». es.

“La infraestructura que construimos aseguró que un republicano pudiera llegar a la meta”, dijo, y señaló que más de 4 millones de votantes republicanos se presentaron a nivel nacional que los demócratas. “Pero la diferencia entre por qué un republicano lo hizo y no lo hizo depende de la campaña, el candidato y los mensajes, sobre los cuales el RNC no tiene control”.

Dhillon dijo que los candidatos republicanos perdedores como Kari Lake de Arizona, Mehmet Oz de Pensilvania y Herschel Walker de Georgia no tenían más defectos que los demócratas que los derrotaron. Los republicanos solo necesitan volverse tan «eficientes» como los demócratas, dijo, para producir sus electores y asegurarse de que se cuenten sus votos.

“John Fetterman ni siquiera podía hablar y articularse por sí mismo durante la mayor parte de su campaña, y fue elegido”, dijo, refiriéndose al nuevo senador de Pensilvania, quien sufrió un derrame cerebral a mitad de la campaña. «Así que no estoy de acuerdo con esa explicación».

La contienda se cierne sobre el expresidente Donald Trump, quien tiene vínculos con ambos candidatos pero no respaldó la contienda.

Dhillon y McDaniel tienen esto en común: ninguno estaba ansioso por denunciar a Trump por las recientes fallas electorales del Partido Republicano, incluido su papel en disuadir activamente a los votantes republicanos de votar por correo o elevar a muchos de los candidatos más decepcionantes del ciclo.

Pero Dhillon está tratando de caminar por una línea muy fina mientras mantiene una coalición de fanáticos de MAGA y Never Trumpers que comparten un interés en expulsar a McDaniel. Significa tomar posiciones nuevas y matizadas para un abogado que, tras las elecciones de 2020, Aclamada sugerencia de Rudy Giuliani que encontró razones para anular los resultados de Pensilvania, donaciones solicitadas para el Fondo de Defensa Electoral de Trump en Twitter y escribió un editorial en Townhall.com titulado «Los abogados republicanos están luchando para detener el robo».

Entre los que respaldan a Dhillon se encuentran intransigentes de Trump como el activista Charlie Kirk, la presidenta del Partido Republicano de Arizona, Kelli Ward, y la organizadora de Stop the Steal, Caroline Wren.

Sin embargo, en la entrevista, Dhillon rechazó las afirmaciones de Trump de unas elecciones de 2020 robadas y confirmó a Joe Biden como el ganador legítimo. Señaló que no ha presentado ni impugnado personalmente ninguna de las demandas presentadas por los aliados de Trump que buscan disputar las elecciones.

«El momento de garantizar la integridad de una elección es antes de la elección», dijo. “Y si no se ha preparado para esto, no empiece a pelear y contratar abogados después del hecho. Es demasiado tarde.»

Mientras tanto, McDaniel enfrenta una reacción violenta de los escépticos de Trump que argumentan que no se opone lo suficiente a Trump. En un correo electrónico a miembros de la RNC reportado por primera vez por el Washington Post, El miembro del comité de Tennessee, Oscar Brock, escribió que «la realidad es que cada vez que Donald Trump dice salta, Ronna pregunta: ‘¿Qué tan alto?'».

McDaniel ha respondido comprometiéndose repetidamente a mantener neutral el proceso de primarias de 2024 y prometiendo salvar las divisiones dentro del partido. “Estoy realizando una campaña de unidad, y parte de eso es, como presidente del partido, no atacar a otros republicanos”, dijo.

Pero Dhillon dijo que algunos republicanos le han dicho que ya son escépticos sobre las garantías de McDaniel, ya que nombró al leal a Trump David Bossie para liderar los debates republicanos de 2024. Mientras tanto, los partidarios de McDaniel han planteado dudas en privado sobre cómo sería la NCR bajo Dhillon, quien ha sugerido que lo hará contratar a los intransigentes MAGA para dirigir la organización.

Las campañas susurradas fueron implacables y estuvieron acompañadas de un esfuerzo por provocar un levantamiento de base en nombre de Dhillon, lo que llevó a McDaniel a denunciar algunas de las tácticas de tierra arrasada.

Un aliado de Dhillon ha publicado información de contacto para los miembros de RNCalentando a los votantes republicanos a acosarlos para que se opongan a McDaniel, mientras que Kirk, un activista de MAGA con muchos seguidores, amenazado en un correo electrónico a los miembros de la RNC el mes pasado para reemplazarlos con activistas que «representan mejor la voz de las bases».

“Está inflamando intencionalmente pasiones basadas en cosas que no son ciertas”, dijo McDaniel, advirtiendo que la mezquindad es un mal augurio para 2024, “con republicanos atacando a otros republicanos hasta el punto de que no podemos reunirnos después”.

Dhillon rechazó la sugerencia de McDaniel de que su campaña a largo plazo está dividiendo innecesariamente al partido antes de una elección presidencial crítica. «Esto no es personal», dijo. “Hay que subrayar las razones del cambio. Trato de hacerlo de la manera más persuasiva y civil posible”.

Si bien la aritmética parece formidable para Dhillon, insistió en que todavía tiene una «excelente oportunidad» de dar la sorpresa. Si bien POLITICO informó anteriormente que los miembros del partido creen que tiene alrededor de 60 votos, la propia Dhillon no estaría hablando de números.

Sin embargo, ofreció una explicación de por qué tan pocos miembros la respaldaron públicamente. Algunos se comprometieron con McDaniel antes de que ella ingresara a la carrera y «no quieren ofenderla», dijo, mientras que otros se postulan para puestos de liderazgo propios y no quieren alienar al titular y sus seguidores. Y algunos, sugirió, temen que las finanzas de su partido estatal puedan verse afectadas si cruzan la presidencia.

En un intento tardío de calmar el calor en la contienda, Dhillon prometió, si es elegida, trabajar con los republicanos con los que se ha enfrentado, incluidos los funcionarios electos, como el líder republicano del Senado, Mitch McConnell, a quien a veces ha atacado, e incluso el McDaniel. sí misma.

«Es un líder importante en el partido», dijo Dhillon, instando a McDaniel a mantener un papel de liderazgo. «Ella tiene muchas habilidades y estoy seguro de que tiene cosas que podría enseñarme».