Fuente de imagen, Getty

pastel de fotos,

Zamorano tuvo un jugo para niños en 2011.

Uno de los gloriosos alcaldes del fútbol chileno, Iván Zamorano, atrajo una delicada situación económica a raíz de tres demandas en su contra por deudas impagadas.

Las demandas presentadas por los bancos Itaú, Banco de Crédito e Inversiones (BCI) y Santander Chile contra el exfutbolista chileno y sus empresas junior ascienden a más de US$3,3 millones.

Este último martes interpuso la acción civil contra el que fuera uno de los mejores futbolistas de la historia de Chile para no pagar compromisos desde junio de este año.

La justicia ha embargado la residencia en la que vive Zamorano, otro de sus medios de subsistencia, un depósito, su coche particular y dos de sus cuentas bancarias.