Acelerar la transición energética es uno de los principales objetivos que ha pasado por el Gobierno Nacional, pero el presidente de Asociación Colombiana de Generadores de Electricidad (Acolgén), Natalia Gutiérrez, aseguró que esta «la transición energética es cuidados intensivos».

“Trataremos de avanzar, pero no es suficiente. Necesitamos un gran compromiso de todos los colombianos para emprender los proyectos generacionales que nos traerán grandes beneficios”, dijo.

(Lea también: Bloques de comunidades colocados en la red vial de parques eólicos en La Guajira)

La adquisición de datos XM, en los últimos años, ha llegado hasta los 1.500 megavatios a la roja nacional; lástima embargo, esta cifra es inferior a lo que se esperaba.

En 2020 ingresó el 16 por ciento de la capacidad esperada; en 2021, solo en 7 cien y en 2022, en 28 cien. Este año ya habían entrado en operación proyectos de generación eléctrica por 6.600 megavatios, de los cuales el 91 por ciento son energías renovables, incluida el agua.

Este es el resultado de lo que, en realidad, un proyecto de generación que debe desmoralizarse cuatro años si puede empezar a tardar hasta ocho años en ponerse en marcha, es decir, la construcción está golpeando el doble de tiempo.

(Lea también: ¿Apagón en 31 municipios de Cundinamarca expone vulnerabilidad ante la red eléctrica?)

Natalia Gutiérrez, presidenta de Acolgén.

Las señales negativas para la transición energética

Significa una reducción en la cantidad de tiempo de construcción de los proyectos.

Para la líder gremial, estas demoras implican no solo una señal negativa para obtener nuevas reversioneshasta impedir que los colombianos obtengan uno de los precios de electricidad más competitivos.

“Si se adoptan los métodos correctos frente a los procesos de conexión, los tiempos para los aspectos ambientales, combinados con los procesos eficientes con la sociedad, significa una reducción en la cantidad de tiempo de construcción de los proyectos«, informa Natalia Gutiérrez.

Asimismo, manifestó que los Ministerios de Medio Ambiente y del Interior tienen en sus manos la posibilidad de realizar el adecuado licenciamiento social y ambiental de los proyectos y de lo que se lleven a cabo bajo tiempos y compromisos realesma sobre todo realista.

(Lea también: Exministros de Energía piden al presidente Petro olvidarse de intervenir la Creg)

‘La transición energética son cuidados intensivos’

Sin proyectos no hay recursos. Presidente, la transición energética es muy intensa

«Sin proyectos no hay recursos. Presidente, la transición energética es muy intensa y esa es nuestra preocupación porque el país está decayendo para recibir energía limpia y renovable que nos beneficia a todos”, agregó el presidente de Acolgén.

Asimismo, aseguró que el aumento de los cánones que debían pagar los proyectos de energías renovables no convencionales enviaba mensajes contradictorios. Una carga fiscal importante, según Natalia Gutiérrez, puede solicitar que los proyectos parezcan financieramente viables.

“Revisamos lo que estaba incluido en la reforma tributaria y algunos artículos aprobados en el Plan Nacional de Desarrollo, se está desmontando cerca del 75 por ciento de los beneficios che tienen estos proyectos gracias a la Ley 1715 de 2014 ya la Ley 2099 de transición energética», resaltaron.

(Lea también: Continuidad de subsidios energéticos para hogares vulnerables estará en problemas)

Foto:

Santiago Saldarriaga. EL TIEMPO

Natalia Gutiérrez también señaló que sin reglas de juego claras perderá la confianza de los inversionistas en casa y en el sector. «Perder l’opportunidad de incentivo para apalancar la transición energética significa condenarnos al mediano y grande plazo a mantener una alta dependencia de los combustibles fósiles«, agregado.

Un estudio del Centro Regional de Estudios de Energía (Cree) indica que es necesario multiplicar por cinco la capacidad actual de generación eléctrica si Colombia quiere ser carbono neutral al 2050. Esto significa triplicar la capacidad instalada con agua, 13 veces solar y 15 veces eólica.