El 12 de noviembre, la Resolución de Superintendencia (RS) 237-2023, con el objetivo de reglamentar una serie de actos procesales para la destrucción de existencias, centrándose en los documentos que la sustentan (Comunicación, Informe, Acta/Actas).

Como es conocido, el inciso f) del artículo 37 de la Ley del Impuesto sobre la Renta (en concordancia con el inciso c) del artículo 21 del reglamento), permite la deducción del gasto proveniente de la pérdida de inventarios debidamente acreditada, entendido como “«deterioro» a esa pérdida de orden cualitativo e irrecuperable del inventario, haciéndolo inutilizable para los fines a los que estaba destinado.

Esta acreditación se realiza a través de documentos (“Actas/Registros”) que acrediten la destrucción de las existencias realizada ante Notario Público o Juzgado de Paz, siempre que haya sido comunicada previamente a la SUNAT en un plazo no menor a 2 (dos) días hábiles anteriores a la fecha en que se llevará a cabo. dicha destrucción.

LEA TAMBIÉN: Agenda fiscal para la membresía de la OCDE

Sin embargo, recuerde que si el valor del stock a destruir no supera las 10 UIT, se procederá a «Informe» que contenga datos sobre las existencias y el proceso de destrucción; Para ello será necesaria también la Comunicación previa de que se trate.

Sin embargo, lo primero es siempre «Comunicación» a SUNAT advirtiendo de la destrucción. Recordemos que hasta la fecha anterior a la RS en comentario, la forma y plazo de este aviso o Comunicación era básicamente libre; Sin embargo, mediante este RS se establece que, a partir del lunes 13 de noviembre, la Comunicación que deberá realizar el contribuyente deberá contener información concisa sobre el evento de destrucción a realizar, como su ubicación, fecha y hora. , cantidad por artículo de inventario, costo total computable, entre otros detalles.

La comunicación se realizará a través de SUNAT Virtual a través del menú “Otras declaraciones y solicitudes” y la información bursátil se puede importar mediante archivos TXT o Excel. Cabe recordar que la plataforma SUNAT ya cuenta con las opciones necesarias para ingresar correctamente a esta Comunicación.

La referida Comunicación deberá generarse al menos dos (2) días hábiles antes de la fecha indicada en la misma para su destrucción.

También podrá darse de baja o rectificar la citada Comunicación, siempre que sea anterior a la destrucción del stock. Se debe tener en cuenta que, una vez presentada la Comunicación, la rectificación o la cancelación de la misma, el sistema SUNAT emite automáticamente constancia de recibo de la referida Comunicación, de su rectificación o cancelación realizada, en el que el respectivo Se indica el número de identificación, y lo envía al buzón y dirección de correo electrónico indicados por el contribuyente. Los citados registros podrán ser consultados y, en su caso, descargados para su impresión y/o conservación.

Por su parte, el Informe a presentar (para destrucciones de valor hasta 10 UIT), deberá contener los datos del contribuyente que deducirá el gasto resultante de la destrucción, la fecha y hora de la destrucción de stock, entre otra información. . Este Informe también se presentará a través de Sunat Virtual dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes a la fecha de destrucción y se recibirá en el sistema un certificado de recepción.

Como se recuerda, a raíz de la pandemia de 2020 se publicó el Decreto Supremo 86-2020-EF, que modificó el inciso c) del artículo 21 del Reglamento LIR para permitir a los contribuyentes prescindir de acudir a los jueces de paz o notarios y tener la posibilidad de presentar un Informe como único sustento para su destrucción de stocks, acto al que seguramente varios recurrieron dado el complejo panorama de aquella época. Sin embargo, desde entonces hasta la publicación de la RS 237-2023 no hubo mayores indicios sobre los aspectos formales de la comunicación a realizar ni del informe a presentar.

Asimismo, en caso de que se haya recurrido a Juzgado de Paz o Notario Público, el Acta o Certificado emitido por ellos se ingresará a través de Sunat Virtual dentro de los diez (10) días siguientes a la destrucción, la cual contendrá al menos la fecha y hora. del acto de destrucción del stock y del método de destrucción utilizado. Estos documentos equivalen al citado Informe.

Es necesario recordar que el pronunciamiento más reciente sobre la deducción de estos gastos proviene del Informe 95-2023 de la SUNAT, que se refiere al momento en que se devengarían los gastos por pérdida de existencias en caso de que la destrucción se realice en un año fiscal. después de la contabilidad de su retiro; Adicionalmente, también se definió el valor de los inventarios a ser considerados como gasto para efectos del impuesto a la renta.

En efecto, ese Informe de la SUNAT indicó que el gasto en el año se considera devengado. “en el que se acredite la destrucción del inventario” ssegún normativa IR; También señaló que el valor de los inventarios que debe considerarse como gasto por pérdidas es el costo de su adquisición o producción, valuado según el método adoptado según el artículo 62 de la Ley del IR, determinación que corresponde al año en el que se produce esa destrucción, según el “forma, término y condiciones del reglamento de la Ley de RI”.

Actualmente, se especifica en el Anexo del RS en comentario, cuáles serían los motivos de la destrucción; Así, se menciona el caso de existencias caducadas, perecederos deteriorados, existencias devaluadas, no aptas para el consumo y/o desuso, provisiones sanitarias y de bioseguridad, en trámite y que no pueden ser utilizadas en otro proceso, entre otros casos. Asimismo, en otro Anexo se detallan los métodos de destrucción: incineración, pulverización de cal, destrucción por medios mecánicos y con o sin envío al vertedero, medios manuales con o sin envío al citado vertedero, entre otros.

Por lo tanto, actualmente se han llenado vacíos sobre disposiciones que los contribuyentes deben seguir para un mejor cumplimiento de sus obligaciones tributarias, específicamente aquellas que se relacionan con la deducción de un gasto por destrucción de pérdida, reglas que seguramente serán de particular interés para la gran mayoría. mayoría de los contribuyentes, con un inventario por destruir y nos acercamos al final del año, (por lo que es un gasto deducible en este año).

En un contexto de variada incertidumbre regulatoria, siempre es bienvenido un aumento de la seguridad jurídica en los tratamientos e interpretaciones de las normas tributarias. Felicitaciones a la SUNAT en ese sentido.

A los contribuyentes: tomen nota de los requisitos detallados, para que no se cuestione la deducibilidad del gasto por destrucción de inventarios.

LEA TAMBIÉN: El TF y la aplicación de los CDI

Disfruta de tus descuentos del Club de Abonados tantas veces como quieras gracias a tu suscripción a Gestión. Más de 300 promociones te esperan, descúbrelas Aquí. Y si aún no eres suscriptor, adquiere tu plan AQUÍ.