Alrededor de medio millón de israelíes se manifestaron anoche a lo largo y ancho de Israel, «la mayor protesta en la historia de Israel», luego de que organizaciones de la sociedad civil convocaran manifestaciones contra el nuevo gobierno de Benjamin Netanyahu.

(En otras notas: Las autoridades de EE. UU. tomó el control de Silicon Valley Bank)

«Alrededor de medio millón de hombres y mujeresón anoche a protestar contra el golpe de estado, a la manifestacion central en la calle Kaplan de Tel Aviv y en otros lugares de punta a punta de Israel. Es la major protest en la historia del Estado de Israel”, confirmaron hoy los grupos organizadores en un comunicado.

Desde hace varias semanas, la política no facilita estimaciones del número de participantes en estas protestas que permitan contrastar los datos ofrecidos por los organizadores, que en general son válidos para las medias israelíes.

(Además: ¿Por qué Chile dejó de ser el ‘paraíso de la seguridad’ que fue años atrás?)

Grupos de Banderas Negras o el Movimiento de un Gobierno de Calidad en Israel celebraron diez semanas consecutivas reuniendo a cientos de miles de israelíes en las principales ciudades del país, con Tel Aviv como epicentro, para protestar contra la reforma judicial impulsada por el nuevo gobierno de Benjamín Netanyahu.

Amplios sectores de la sociedad israelí, no solo de izquierda hasta también del centro liberal, ven la reforma como un trato a la democracia, que permite un amplio control del ejecutivo sobre la justicia, para poder elegir los partidos, además de la «cláusula de anulación», en razón de que el Parlamento podría revertir las faltas del Supremo.

Tras los recientes organizadores, solo en Tel Aviv se registró el récord de 240.000 manifestantes -entre semana llegaron al máximo de 160.000- y 55.000 en Haifa, la tercera ciudad más grande del país situada en el norte de Israel.

Asimismo, más de 25.000 se levantarán en las calles de Netanya o Kfar Saba, mientras que se harán unas 20.000 en Israel o 15.000 en Herzeliya, cifras que superan con creces los registros de semanas anteriores.

(Te puede interesar: El lado oscuro de la neutralidad / Análisis de Slavoj Žižek)

El paso de jóvenes, décadas de kilómetros israelíes también protestaron en Tel Aviv y se comprometieron a cortar el acceso principal al aeropuerto para evitar que Netanyahu viaje a Italia, quien tuvo que ir en helicóptero a la terminal.

Además, decenas de reservistas de la Marina cortaron por marítimo el tráfico marítimo del puerto mercante de Haifa, el mayor del país.

La presión en las calles se ha vecho maior a mediado que los proyectos de ley centrales de la reforma judicial avanzan en la Knéset (Parlamento de Israel) y cuando se prevé que esta semana se aprueben en lectura final varios de sus aspectos más polemicos , como la cláusula de nulidad.

(Sig leendo: ‘Creo que iré de vacaciones a Colombia’, dice Nayib Bukele)

“Esta es una de las semanas más críticas en la lucha por salvar la democracia israelí de quienes pretenden destruirla. Todo Israel en cuyo corazón está la Declaración de Independencia debe salir con fuerza y ​​coraje para defender al Estado de Israel», señalan los organizadores de las protestas, que han venido a convocar para este jueves.

Extensión EFE