Hay tres grandes transportadores ferroviarios que requieren una conexión eficiente para integrarse a la red de infraestructura vial, fluvial, portuaria y aeroportuaria del país. Estos son La Dorada-Chiriguaná (en operación), Bogotá-Belencito (en operación) y la Red Férrea del Pacífico (en estructura).

Por cierto, la idea de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) es realizar la identificación, análisis y evaluación al menos tres alternativas para garantizar una conexión férrea eficiente entre la Región Metropolitana Bogotá-Cundinamarca o los municipios aledaños de la capital del país y el corredor ferreo central que va de La Dorada a Chiriguaná.

En la evaluación si tiene en cuenta el precepto del mejor costo-beneficio, en lo que considera los componentes técnico, económico, financiero, jurídico, predial, social, ambiental y de riesgo, con el objetivo de definir la alternativa óptima.

La reversión que se le debe por el proyecto es de 19.267 millones de pesos, las cuales fueron tomadas por el sector transporte a través de la ANI. Luego de los prepliegos de condiciones para la negociación, una consultoría especializada contará con la estructura integral de la prefactibilidad de la conexión férrea. Así, en el tercer trimestre del año, ganó el juicio.

William Camargo, Ministro de Transporte

Foto:

Mauricio Moreno. EL TIEMPO

“Este es un paso más para concretar el deseo y la convicción de transformar los territorios de Colombia a través de la red de la infraestructura intermodal, que homologa integralmente los diferentes modos de transporte de carga, con una eficiencia logística que implica para los empresarios una reducción de costos de hasta un 26 por ciento en el tren y la generación de condiciones óptimas en la operación”, informó el ministro de Transportes, William Camargo Triana.

Una vez implementada esta conexión férrea, el movimiento de cargas industriales pesadas y de alto volumen que se realizará desde los centros productivos del interior del país podrá llegar a puertos marítimos ubicados en los océanos Atlántico y Pacífico. De esta forma, si fortalece la intermodalidad a través del desarrollo de modos de transporte, redundará en la economía al reducir los costos logísticos y aumentar la competitividad del país.

Otras notas

El fenómeno de El Niño no provocará un ataque eléctrico, pero habrá que subir las tarifas

‘Nuestros competidores hicieron poco o nada en crisis de Viva’: Avianca