En su segunda votación, la Comisión Permanente del Congreso aprobó el dictamen que establece una tasa especial del 8% del Impuesto General a las Ventas (IGV) para las peluquerías.

La iniciativa, conocida como Reducción de impuestosbeneficia a personas físicas o jurídicas que se dediquen a la peluquería y otros tratamientos de belleza. Fue aprobado con 15 votos a favor, 8 en contra y 3 abstenciones.

Esta propuesta, que unifica los proyectos de ley 4450/2022-CR y 6611/2023-CR, tiene como objetivo promover la formalización y reactivación económica de este sector.

César Revilla Villanueva, presidente de la Comisión de Economía, Banca, Finanzas e Inteligencia Financiera, explicó que la ley busca impulsar el desarrollo de determinadas regiones, promover sectores económicos específicos y estimular la inversión extranjera y nacional.

El Ministerio de Economía advirtió que la propuesta sólo beneficiaría a las grandes empresas o salones de belleza dirigidos a sectores socioeconómicos altos. Indicó que “de aprobarse, sólo el 3% de los beneficios fiscales beneficiaría al 50,1% de los contribuyentes con ingresos menores a 10 UIT, mientras que el 55% de los beneficios fiscales se concentraría en el 5,4% de los contribuyentes más ricos (162 contribuyentes)”.

Por otro lado, Rebeca Antezana, presidenta de la Asociación Peruana de Empresarias de Belleza (APEB), advirtió que de no aprobarse este proyecto se podrían perder alrededor de 100 mil puestos de trabajo. “Nos pegó la pandemia y esperábamos recuperarnos, pero aún no hemos vuelto a la capacidad que teníamos antes. Tuvimos que despedir a empleados, que ahora trabajan de manera independiente. El número de trabajadores por cuenta propia aumentó de 3 mil a 7 mil. Fue difícil sobrevivir a la pandemia, hoy el 90% de las mujeres de este sector necesitan ayuda”, dijo a los medios.