La Policía de Tailandia ha informado este jueves de la detención de tres personas por su supuesta conexión con el tiroteo perpetrado el martes por un adolescente con una pistola de fogueo modificada en un popular centro comercial de Bangkok, que se saldó con dos muertos y cinco heridos.

Dos de las detenciones, que se suman a la del supuesto autor del tiroteo, se realizaron la noche del miércoles en la sureña ciudad de Yala, apuntó a EFE Piyaphat Thongpanlertkul, director de la comisaría de Yala.

La policía acusa a estas personas de posesión ilegal y modificación de armas e investiga si estos vendieron al menor el arma de fogueo modificada que usó durante el ataque.

El tercer implicado fue arrestado en Bangkok y también es investigado por la supuesta venta del arma y munición, apunta el diario The Nation.

Según la investigación preliminar, el autor del ataque, de 14 años, compró por internet a cambio de 16.000 bat (unos 430 dólares o alrededor de 410 euros) el arma con el que cometió el tiroteo en el recinto Siam Paragon, ubicado en el corazón comercial de la metrópoli.

La entrada principal del centro comercial Siam Paragon, evacuado tras el tiroteo.

El adolescente, que fue ingresado la víspera en un centro de detención juvenil, ha sido acusado de cinco delitos, entre ellos asesinato y tentativa de asesinato, por el ataque que se saldó con la muerte de dos mujeres, de nacionalidad china y birmana.

Según la autopsia, la turista china, de 34 años, falleció tras recibir un disparo en el torso, mientras que la trabajadora birmana, de 30 años, recibió tres balazos.

El ataque también dejó otros cinco heridos de diversa consideración.

El menor, que según reveló la Policía tiene un historial de enfermedad mental, fue arrestado sin poner resistencia dentro del centro comercial, uno de los más populares entre los turistas y los locales, menos de una hora después de iniciar el tiroteo.

(Le puede interesar: Exabogado de Daniel Sancho lanza dura advertencia: ‘Condenado a pena de muerte sí o sí’). 

Tailandia, donde hay más de diez millones de armas para una población de 71 millones, sufrió en octubre del año pasado una matanza en la que un expolicía mató con una pistola y un cuchillo a 36 personas, incluidos 24 niños, e hirió a otras 10 en la provincia de Nong Bua Lamphu, en el noreste del país.

En 2020 murieron 29 personas y otras 58 fueron heridas cuando un soldado empezó a disparar en un centro comercial en la provincia de Nakhon Ratchasima (noreste) antes de morir por los disparos de la Policía.

Estos tiroteos en Tailandia, que no solía tener este tipo de sucesos, abrieron el debate para aumentar el control sobre el exceso de armas en el país.

EFE

Más noticias

Otra víctima de Daniel Sancho que habla de su extrema violencia: ‘Me partió la nariz’

Amigos de Edwin Arrieta aceptan inesperada solicitud de familia sobre el caso judicial

Reportan que habrían muerto 55 marineros chinos en submarino nuclear tras grave falla