Reportes desde Brasil asegura que comenzó la construcción de una gigantesca torre de observación en el corazón de la cuenca del Amazonas para monitorear el cambio climático.

Se sabe que el Observatorio de la Torre Alta del Amazonas (Atto, por sus siglas en inglés) tiene una altura de 325 metros.

Los instrumentos con los que estarás equipado recopilarán datos sobre el efecto invernal, las partículas de aerosol y las condiciones climáticas en una de las mayores selvas tropicales del planeta.