Los Emiratos Árabes Unidos tienen una gran variedad de intereses ante el gobierno de EE. UU., incluidas las adquisiciones de armas, y más de una docena de empresas registradas activamente en el Departamento de Justicia para representar a clientes del gobierno.

Otaiba dijo que su evento favorito para organizar es una cena Iftar interreligiosa durante el Ramadán con cristianos, judíos, sijs, budistas y otros. El exsecretario del Tesoro de Trump, Steven Mnuchin, el exsenador Roy Blunt (R-Mo.) y el presidente de las Olimpiadas Especiales, Timothy Shriver todos participaron el evento, que comenzó antes de la pandemia.

La cena de fines de marzo atrajo a una gran cantidad de importantes líderes judíos: el representante Brad Schneider (D-Ill.), la enviada antisemita de Biden Deborah Lipstadt, el embajador israelí Michael Herzog y el letrista republicano Frank Luntz. El menú incluía salmón, pollo con azafrán, berenjena y ternera kibbeh labanieh, y los invitados recibieron una caja de dátiles de los Emiratos Árabes Unidos como regalo navideño.

«Todos se van sintiéndose bien después», dijo Otaiba. «Se trata de tolerancia, se trata de inclusión, todos los valores que representamos y defendemos en los Emiratos».

Las cenas de iftar, sin embargo, son relativamente mundanas en comparación con muchas fiestas de embajadas. La residencia del embajador de Francia ha acogido en los últimos años un evento Améthyste, un homenaje a la piedra morada. Los peces gordos de Washington que asistieron el año pasado incluido el senador Chris Coons (D-Del.) y Sheldon Whitehouse (DR.I.), los altos funcionarios de la Casa Blanca Shalanda Young y Mitch Landrieu, y la representante comercial Katherine Tai.

El objetivo es unir a demócratas y republicanos, dijo un funcionario francés en Washington a quien se le concedió el anonimato para discutir el pensamiento detrás del evento. Pero tampoco ha ocultado sus conexiones con las influencias de K Street. Heather Podesta, una mega cabildera que presionó a empresas como Toyota y SpaceX ese trimestre, fue coanfitriona de Améthyste en diciembre.

“Cada vez que pones a republicanos, demócratas, los medios, corporaciones, organizaciones sin fines de lucro, la industria del entretenimiento y el cuerpo diplomático en la misma sala, sucederán cosas buenas”, dijo Podesta en un comunicado. “En una ciudad demasiado a menudo dividida en partidos, todos necesitamos oportunidades para conocernos mejor”.

Los patrocinadores corporativos del evento incluyeron al conglomerado surcoreano SK Group y la firma de inversión francesa Ardian, que busca invertir en los EE. UU., dijo Steve Clemons, otro coanfitrión del evento cuyo trabajo diario es escribir un boletín para la empresa emergente de medios Semafor. Clemons, un rostro familiar para quienes trabajan en el nexo entre el periodismo y el circuito de fiestas de la embajada, se convirtió en un Caballero de la Legión de Honor francesa en 2021.

En un comunicado, Ardian no comentó sobre su participación en el partido. La fiesta también contó con posavasos con la marca Chevron para la compañía de energía, otro patrocinador. SK Group no proporcionó comentarios. El portavoz de Chevron, Bill Turenne, dijo en un comunicado: «Al igual que otras marcas y organizaciones de noticias, Chevron se enorgullece de apoyar eventos en Washington, como Amethyste, que reúne a republicanos y demócratas para beneficiar a socios caritativos clave».

Aunque los habitantes del circuito de fiestas de la embajada dicen que los patrocinios corporativos se remontan a varios años, al menos en los últimos tiempos se han vuelto más evidentes. Como parte de las celebraciones de la cena anual de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca, la empresa suiza de materias primas Mercuria patrocina la fiesta posterior de la revista Time el sábado por la noche en la residencia del embajador suizo.

Un representante de Mercuria dijo en un correo electrónico: “Mecuria es una empresa suiza, por lo que la empresa a menudo patrocina eventos en la embajada suiza. También patrocinamos la Soiree Suisse en la embajada suiza todos los años con otras empresas suizas”. Los portavoces de la embajada suiza y la revista Time se negaron a comentar o no respondieron.

Un cabildero republicano dijo que una empresa con negocios con un gobierno extranjero o en un país extranjero podría patrocinar un evento como un medio para construir relaciones. Un contratista de defensa, por ejemplo, podría usar la sede para conversar con un diplomático de un país al que espera vender equipo militar, dijo el cabildero.

Alternativamente, parte de la misión de un gobierno en los Estados Unidos es a menudo cortejar a las empresas para demostrar que el país está «abierto para los negocios» y alentar la inversión, señaló la persona.

Cuando se le preguntó por qué más empresas patrocinan eventos en las embajadas, Gérard Araud, quien fue embajador de Francia en Washington de 2014 a 2019, dijo: “Creo que es dinero. Creo que en realidad todos los ministerios de relaciones exteriores están luchando contra restricciones presupuestarias”. Dijo que cuando era embajador, tenía que obtener la aprobación del ministerio de relaciones exteriores en París para cualquier propuesta de patrocinio de un evento de la embajada.

POLITICO se ha asociado con embajadas en el pasado, incluida la organización de un evento a principios de este mes en la casa del embajador de la Unión Europea. El evento del jueves tuvo lugar en la casa de la Embajadora Karen Pierce.

«POLITICO se enorgullece de convocar reuniones de personas influyentes de alto nivel, por lo que estamos tan emocionados de asociarnos con la Embajada Británica en abril para mostrar nuestros equipos de reporteros tanto aquí como en Londres a una audiencia fantástica», dijo Brad Dayspring, vicepresidente ejecutivo de global. comunicación y marca en POLITICO. «Se necesitan más conversaciones en Washington, no menos, por lo que nuestros reporteros y editores asisten regularmente a eventos como estos y por lo que priorizamos el hospedaje y la conexión de personas».

Uno de los atractivos más peculiares del circuito de fiestas de la embajada es la larga serie de saunas de la Embajada de Finlandia, que reúne a periodistas y al personal de Hill’s para una larga noche de saunas, conversación y comida escandinava. El embajador tiene su propia sauna que utiliza para encontrarse cara a cara con altos funcionarios del gobierno y periodistas.